jueves, 7 de junio de 2012

LA RESPUESTA A MI TÍTULO DEL BLOG

Para respuesta mi título del blog he decidido publicar esta noticia que según la revista cientifica Quo infoma el 20 de Febrero de 2012.

Científicos revelaron el efecto crucial de lo vivido en la infancia para la vida adulta.

En la 12 Conferencia Anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, en Vancouver, Canadá, científicos de diferentes disciplinas revelaron investigaciones que subrayan el efecto crucial de la infancia en la vida adulta, tanto en el plano físico como emocional.

Durante la conferencia de prensa titulada “Experiencias tempranas, efectos para toda la vida”, Daphne Maurer, catedrática de Psicología, Neurociencias y Comportamiento de la Universidad McMaster, en Ontario, habló de un grupo de cinco pacientes que nacieron con cataratas en ambos ojos.

A pesar de que les fueron removidas a muy temprana edad (entre el primer mes y hasta los nueve meses de edad), y les implantaron lentes intraoculares, todos ellos desarrollaron en mayor o menor grado dificultades visuales, como consecuencia del breve pero importantísimo periodo del que fueron privados de experiencias visuales que sirven para construir la estructura visual y su conexión con el cerebro.

La buena noticia, sin embargo, es que, después de más de 20 años de seguimiento, el grupo recibió una particular terapia: jugar videojuegos de disparo en primera persona (FPS, por las siglas de first-person shooter) un máximo de 40 horas a la semana, no más de dos horas al día, durante un mes.

A pesar de las consecuencias de agresividad de corto plazo que tuvieron los pacientes, en el largo plazo han mostrado mejoras considerables de visión: agudeza, percepción de contraste, reconocimiento de rostros, detección de movimiento e incluso parpadeo, aunque no hubo resultados positivos en la percepción de la tercera dimensión y tampoco en vista periférica.

Videojuegos salvadores
Maurer indicó que actualmente se está desarrollando un videojuego propio que no implique violencia ni efectos secundarios de agresividad en los pacientes, y seguirán monitoreando el efecto de la terapia en el grupo, que ella está segura de que prevalecerán, y que muy probablemente hubieran sido mejores si los pacientes hubiera recibido a más temprana edad.

Hogares adoptivos
Por otra parte,  Charles Nelson, profesor de Pediatría de la Escuela de Medicina de Harvard, habló sobre el impacto psicológico en un grupo 136 niños que hace más de una década fueron entregados al cuidado del estado en Rumania y colocados en orfanatorios, dado que sus padres creían que recibirían mejores cuidados que los que ellos podían darles.

En el estudio, la mitad de los niños fueron asignados a hogares adoptivos, y la otra mitad permanecieron en diferentes instituciones. Todos ellos desarrollaron un apego anormal e incluso inexistente en el que podían, una de dos, mostar un comportamiento desinhibido (demostrar y cariño por conocidos y extraños sin discriminar ni importar el contexto) o un comportamiento inhibido (como no reaccionar ante la persona responsable de sui cuidado).

Sin embargo, después de ocho años de seguimiento, Nelson y su equipo han encontrado que los niños que fueron adoptados antes de cumplir los dos años de edad pudieron vincularse mejor con conocidos y extraños, sobre todo aquellos que presentaban desinhibición. Actualmente se realiza un nuevo monitoreo de los niños, que hoy tienen 12 años, para dar mayores conclusiones sobre los efectos de largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario